Pascuas de Resurrección

"Yo soy la resurrección y la vida"

Transmisión de misa

Por el 98.3 FM y por nuestra cuenta de Facebook

Disfrutando la Mañana con Clarita

De lunes a viernes de 09:00 a 11:00 Hrs.

Anunciando la Alegría del Evangelio

Radio Renacer 98.3 FM

Reflexion del
día

Salmo del
día

Santo del
día

Transmisiones especiales

Bendición de Agua

Transmisión de la tradicional bendición del Agua el Domingo de Resurrección a la 7:30 Hrs.

Vigilia Pascual

Transmisión especial 5pm. Sábado Santo

Santo Entierro

Escucha la transmisión el viernes Santo a las 5:30 pm

PATZÚN

Chimaltenago

Enlace con la comunidad de patzun en el
departamento de Chimaltengo, Guatemala

Ver más

Programaciones

Disfrutando la Mañana con Clarita

De lunes a viernes de 09:00 a 11:00 de la mañana

Fe, Alegría y Positivismo

De lunes a viernes de 06:30 a 08:00 de la mañana.

Jóvenes Victoriosos

Lunes a miércoles y viernes de 04:00 a 05:00 Horas

x

Evangelio del Día

Lectura del santo evangelio según san Mateo (8,5-11):




EN aquel tiempo, al entrar Jesús en Cafarnaún, un centurión se le acercó rogándole:
«Señor, tengo en casa un criado que está en cama paralítico y sufre mucho».
Le contestó:
«Voy yo a curarlo».
Pero el centurión le replicó:
«Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo. Basta que lo digas de palabra, y mi criado quedará sano. Porque yo también vivo bajo disciplina y tengo soldados a mis órdenes; y le digo a uno: "Ve", y va; al otro: "Ven", y viene; a mi criado: "Haz esto", y lo hace».
Al oírlo, Jesús quedó admirado y dijo a los que le seguían:
«En verdad os digo que en Israel no he encontrado en nadie tanta fe. Os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac y Jacob en el reino de los cielos».

Palabra del Señor
x

Reflexion del día


¿Cómo hacer esto? El Evangelio de hoy nos da la clave: Jesús queda admirado de la fe “tan grande” de un centurión romano que le reconoce como Señor y se fía plenamente de su palabra. En contraste con esta actitud, Jesús lamenta la poca fe del Pueblo elegido; quizá, sus altas expectativas mesiánicas y sus muchos conocimientos teológicos se convirtieron en buenas excusas para no reconocer con sencillez a Jesús y no abrirse a la novedad del Evangelio. Jesús termina afirmando: “vendrán muchos de oriente y occidente a sentarse en el banquete del Reino de los cielos”.

El Adviento es tiempo para renovar nuestra fe. Un nuevo año litúrgico sólo podrá ser fecundo en nosotros si leemos la Palabra de Dios con una fe viva como la del Centurión, que sea capaz de despertarnos para reconocer la presencia del Señor en lo sencillo de cada día y creer en la fuerza curativa y transformadora de su amor. A veces teorizamos tanto nuestra fe en Jesús, que diluimos la fuerza real que ella tiene en la vida del que se abre a ella. Estamos llamados a vivir una fe solidaria, como la del Centurión, que nos saque del estrecho mundo de nuestras propias necesidades para comprometernos con los necesitados que tenesmo cerca. Una fe soñadora y comprometida, que crea de verdad eso que dice la primera lectura: “de las espadas forjarán arados, de las lanzas, podaderas. No alzará la espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la guerra. Casa de Jacob, ven, caminemos a la luz del Señor”. ¡Que tengamos un buen inicio del nuevo Año litúrgico!

x
Sal 121,1-2.4-5.6-7.8-9

R/. Vamos alegres a la casa del Señor.

Sal 121,1-2.4-5.6-7.8-9

R/. Vamos alegres a la casa del Señor.


V/. ¡Qué alegría cuando me dijeron:
«Vamos a la casa del Señor»!
Ya están pisando nuestros pies
tus umbrales, Jerusalén. R/.

V/. Jerusalén está fundada
como ciudad bien compacta.
Allá suben las tribus,
las tribus del Señor. R/.

V/. Según la costumbre de Israel,
a celebrar el nombre del Señor;
en ella están los tribunales de justicia,
en el palacio de David. R/.

V/. Desead la paz a Jerusalén:
«Vivan seguros los que te aman,
haya paz dentro de tus muros,
seguridad en tus palacios». R/.

V/. Por mis hermanos y compañeros,
voy a decir: «La paz contigo».
Por la casa del Señor, nuestro Dios,
te deseo todo bien. R/.
x

Santo del día

Santa Catalina Labouré

28/11/2021


Séptima hija en su familia, nació en 1806 en Fain-les-Moutiers (Francia). Huérfana de madre desde los nueve años, pasó la niñez entre las aves y los animales de la granja porque tuvo que hacerse cargo de las faenas de la casa junto con su hermana pequeña Tonina. Dos amas de casa, en una familia numerosa, que tenían doce y nueve años. Una vez asentada la familia, respondió a la llamada de Dios ingresando en las Hijas de la Caridad que fundó San Vicente de Paul. Como relatábamos ayer, se le apareció la Virgen Santísima en el mes de Julio del 1830 y luego varias veces más. Aún se puede ver, en la rue du Bac, de París, el sillón de respaldo y brazos muy bajos, tapizado de velludillo rojo en donde estuvo sentada Nuestra Señora en la primera aparición. Aparte de otras cosas personales, le pide la Virgen que se grabe una medalla con su imagen en la que aparezcan unos haces de gracia que se derraman desde sus manos para bien de los hombres. Es el comienzo de la Medalla Milagrosa.

CALENDARIOS concretos del día en España:
Cádiz: Dedicación de la iglesia catedral (F).
Franciscanos: San Jaime de la Marca, presbítero (MO).
Paúles e Hijas de la Caridad: Santa Catalina Labouré (MO).
Zamora: Beato Ángel Sastre Corporales (MO).
Hospitalarios de San Juan de Dios: Traslación de las reliquias de san Juan de Dios (MO).
Albacete: Beato Eduardo Bautista Jiménez (ML).
Pamplona y Tudela: San Honesto de Nimes, presbítero (ML).
Zaragoza: Aniversario de la ordenación episcopal de Mons. Elías Yanes Álvarez, arzobispo, emérito (1970).
Tenerife: Aniversario de la ordenación episcopal de Mons. Felipe Fernández García, obispo, emérito (1976).

MARTIROLOGIO del día:
1. En Sebaste, de Armenia, san Irenarco, mártir, que ejerciendo de verdugo se convirtió a Cristo motivado por la constancia de las mujeres cristianas y, bajo el emperador Diocleciano y el prefecto Máximo, murió decapitado (s. IV).
2. En África, conmemoración de los santos mártires Papiniano, obispo de Vita, y Mansueto, obispo de Uruci, que en la persecución de los vándalos, reinando el arriano Genserico, por defender la fe católica fueron quemados en todo su cuerpo con planchas de hierro incandescentes, y así consumaron su gloriosa agonía. En ese mismo tiempo, fueron primero exiliados y después coronaron la carrera de su vida con la confesión de la fe, otros santos obispos: Urbano de Girba, Crescente de Bizacena, Hebetdeo de Teudali, Eustasio de Sufes, Cresconio de Oea, Vicis de Sabrata y Félix de Hadrumeto, y
más adelante, bajo Hunnerico, hijo de Genserico, Hortelano de Bennefa y Florenciano de Midila (s. V).
3. En Constantinopla, san Esteban el Joven, monje y mártir, que en tiempo del emperador Constantino Coprónimo, por dar culto a las imágenes sagradas fue atormentado con variados suplicios y confirmó la verdad católica con el derramamiento de su sangre (764).
4. Cerca de Rossano, en Calabria, santa Teodora, abadesa, discípula de san Nilo el Joven, maestra en la vida monástica (980).
5. En Nápoles, de la Campania, sepultura de Jacobo Piceno o de la Marca, presbítero de la Orden de Hermanos Menores, esclarecido por su predicación y austeridad de vida.
6. En York, en Inglaterra, beato Jacobo Thomson, presbítero y mártir, que condenado a la pena capital, reinando Isabel I, por haber reconciliado a muchos con la Iglesia Católica, sufrió los suplicios del patíbulo (1582).
7. En el poblado de Khám Duong, en Annam, san Andrés Tran Van Trông, mártir, que encarcelado y atormentado atrozmente, por negarse a pisar la Cruz fue degollado en tiempo del emperador Minh Mang (1835).
8. En el lugar llamado Paracuellos del Jarama, cerca de Madrid, en España, beatos Juan Jesús (Mariano) Adradas Gonzalo, presbítero y catorce compañeros, mártires y religiosos de la Orden de San Juan de Dios, que durante la persecución contra la fe fueron coronados tras gloriosa pasión (1936).
9. En Picadero de Paterna, en el territorio de Valencia, en España, beato Luis Campos Górriz, mártir, que durante la misma persecución coronó con su glorioso martirio una vida fervorosamente entregada al apostolado y a la caridad (1936).
10. Memoria de san Honesto de Nimes, presbítero (s. III).
Vayan por todo el mundo y
anuncien las buenas nuevas a toda criatura
Marcos 16:15